jueves, 26 de junio de 2014

62. Enhebrando la aguja

Enhebrar la aguja es un arte, desde el diseño que queremos bordar, a los hilos que pretendemos usar.
Enhebrar la aguja es un arte, porque cuenta una historia detrás de la aguja, porque existe una filosofía de quien pasa horas y horas en una labor, repetitiva pero enriquecedora.
Enhebrar la aguja es vida, porque rescata culturas, resalta formas de ver el mundo, comercia y se reinventa.
Quiero presentarles algunas artistas de Etsy, enhebradoras de agujas que viven con una pasión en mente, que comercian con eso que les gusta y creo, que a la hora de hacer negocios, no solo ganarás un artículo, sino también una parte de ellos.
Cuando MilkaLoom empezó el arte de hacer toallas de cocina, no solo pensó en la utilidad del accesorio, sino en rescatar un arte que data del siglo XVII-XVII A.C.

Diseñada en Meolburne con materiales orgánicos
Su forma de trabajo, no solo es limpia, sino que órganica, ya que trabaja con textiles reutilizables, con materiales etnicos y técnicas rudimentarias.
Toalla con una técnica que data del 17-18 A.C. y no solo se destaca por la geometría, sino también por sus colores brillantes.
Cuando conocí el Blog de Gracie's Garden quede extasiada, no existe otra palabra más que decir WOW. Esta chica londinesa, desde pequeña se describe como la tipica niña exploradora del mundo, amante de los tirantes, de los cuentos y los lápices de color. No fue hasta que nació su hijo que descubrió que el pincel que le iba de perla en su lienzo era la aguja.
Como cualquier artista, jamás habrán dos iguales, el pelo por ejemplo, varía dependiendo de la vibra de la artista.
Una chica muy visionaria, ya que no solo incursiona en varias tiendas on line, sino que prueba tecnicas y tecnología.
Espejo de bolsillo con una imagen impresa The Parsley Girl,
Cassandra, también es ilustradora de cuentos, o lo fue por un buen tiempo, de allí del porque sus diseños están cargado de color, de esa sensación de fantasía, y poesía.
Gracie Gardens Bazaar, no es lugar donde encontrarán a una costurera ordinaria, encontrarán magia en cada detalle, en cada aplicación, hay historia, fantasía y sobre todo, un exquisito ojo para captar la esencia de quien borda.
Si quieres perderte en sus lienzos bordados, te invito a que visites su portafolio en Flickr

Pero bordar lindo no solo es exclusivo para grandes lienzos, también hay artistas en lo pequeño, y algo tan insignificante como un botón, también puede ser una gran obra de arte.
Me refiero a los botones decorados que hace SewsweetStitches, una chica de estadonunidense que le encanta trabajar en fieltro y convertir botones en accesorios para nuestro outfit.
Broche de cinco capas de fieltro, y como centro un botón decorado con florecillas.
¿Te imaginas un botón de nácar, de esos que utilizas para la camisa, ese que encuentras en el bazar contiguo, convertido en el accesorio central de un lindo collar?
Lo que me encanta de estas chicas, es que no les da miedo probar, no les da miedo mostrar que lo que hacen vale, es lindo y que de las cosas más cotidianas, pueden hacerse accesorios lindos para el hogar, para personalizar un espacio o bien para sobresalir con algo que a todos gusta pero no todos tienen, no por el precio, sino porque no es producto "masa".
Ganchitos para el pelo, aplicaciones en fieltro e hilos de algodón.
Si quieres ver más de mis favoritos bordados, te invito a que visites mi album en Pinterest, o bien mis treasurys en Etsy.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...