Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

77. El Conacaste

Imagen
Si me pidieran describir a mis padres, tengo dos imágenes en mi mente, un Conacaste (así lo llaman en mi región) y un pescador.


Un Conacaste, como lo describe el Salmo 1, junto a corrientes de agua, que da su fruto a su tiempo, y todo lo que hace prospera. 
Un Conacaste con sus inmensas raíces que a lo mejor e igualan la copa formada por sus ramas extendidas y frondosas. Esas ramas que dan cobertura no solo a los que deciden hacer un rancho junto a él, sino que tambien anida pajaros, y tanto animal del campo se te ocurra.

Ese Conacaste que le da trabajo al que lo necesita, que da sombra y da vida, que da madera de la buena, y no se cansa jamás de dar.

Sí, mi padres son como el Conacaste, que no solo le ha dado cobertura a mi vida, sino a la de mis hijas, a la vida de muchas personas que deciden refugiarse, que deciden aprender a ser Conacastes.
Salir de sus ramas me asusta, y pues como que no, si con ellos lo tengo todo a mis ojos, pero me digo a mi misma, o zanate o Conacaste. 

Mi no…

76. CINCO

Imagen
Parece una locura, algunos lo llaman valentía, yo lo llamo regalo divino, y aquí vamos construyendo familia, realizando sueños, a lo mejor y es el boleto hacia el cambio que tanto ansió.
No lo sé, lo cierto es que estoy encantada con la idea, pensando que la maternidad no es un amarre o freno personal, es parte de ser mujer.
Claro la realización de una mujer no solo es ser madre, pero sin duda aquellas que nos aventuramos en esta travesía sabemos y experimentamos con la piel que es parte de nuestra escencia, de nuestra capacidad de luchar, lograr, llorar, y cosechar.