46. Pingüinos y Primavera

Inicie la labor en Noviembre, con la esperanza de lucirla para las Navidades, sin embargo la labor la hacía por medias horas y sin querer la terminé en Enero.
Los encontré en una revista de 1997, creo que brasileña porque se llama "Manequim Ponto de Cruz". 

Me parecen adorables ver a los tres pingüinitos disfrutando de la nieve fresca.
Le di a la nieve y al Frosty unas puntadas en hilo metálico, que debo confesarles, me costó un poco manejar.
Bueno, se quedan para lucir en las fiestas del 2014, mi hermana la compró para obsequiarsela a una amiga.
La siguiente labor, aunque sencilla, tuvo sus reveses, pues conté mal y casi se queda sin cabeza la pequeña campirana. 
Es un babero que mi suegra le obsequio a mi pequeña Nicole, con la intención de que su mami le bordara algo; y pues, ni lenta, ni peresoza en el compromiso me puse a la tarea en los ratitos de la siesta de mis amores.

Feliz inicio de semana

Entradas populares de este blog

99. Bordado Urbano

95. La envoltura SÍ importa

94. El regalo perfecto