martes, 27 de agosto de 2013

36. Mariquitas

Ha sido un lindo proyecto el de pintar rocas, aunque debo admitir que mi peque no va para las artes plasticas, es viéndose las manos o dedos manchados y no deja de rogar por un poquito de agua para quitarse la pintura. Con la pega, la sensación es otra, claro, pega un ojo y se enfoca en "despellejarse" el pegamento seco, simplemente no es lo suyo.

Sin embargo logramos terminar el proyecto, quedaron muchas piedras por pintar, pero tenemos toda una vida para retomar el proyecto.
Hoy lo hicimos de mariquitas, para combinar el pincel y el dedo. Combinamos la tecnica del pegado para seguir trabajando su motricidad fina y muy orgullosa la señorita pego todos los ojitos.
 Un consejo de madre primeriza en las artes, el tirro grueso es excelente para enseñarle a los chicos el límite del espacio; si alguna vez se animan a realizar esta actividad, haganlo al aire libre, en el jardín, donde los desastres y accidentes no se notan; utilicen ropa viejita porque siempre terminan ensuciandose algo, y DISFRUTEN, ser niño es algo que pasa una vez en la vida y que rico como padres compartir esa experiencia con ellos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...