miércoles, 5 de junio de 2013

32. De vuelta

Casi los cuatro meses, para ser exacta, sin animos literales de tomar la aguja y ponerme a bordar, o escribir frente al computador. He tenido un embarazo... ¿cómo lo digo sin parecer ingrata? He tenido un embarazo sin el brillo característico de las mujeres que hemos gozado alguna vez esta etapa, y el año ha empezado con una serie de retos económicos y familiares que lo dejan a uno literalmente EXHAUSTO

En cuanto al embarazo, han sido uno y mil sintomas que me dejaban agotada, solo con ganas de tirarme a la cama y dormir, pido disculpas a todas aquellas que han enviado infinidad de obsequios en honor al grupo de Margaret Sherry Lovers, o el obsequio perdido del grupo de Mayte, que sin duda tengo una deuda con ellas y poco a poco iré rectificándome.

Ahora me siento con más animo de poder bordar nuevamente, y gracias a Dios mi nena de dos años, disfruta haciendo otras cosillas mientras mami arma unos obsequios para unos familiares de la USA.

Todavía no tengo las labores terminadas que quiero mostrarles, pero para iniciar el asunto del blog, quiero mostrarles una receta barbara que encontré en pequerecetas, se trata de una pizza en forma de sol.

Nosotros la modificamos totalmente, pero la idea está barbara. Nos conseguimos unas tortas árabes (o pan árabe) les hicimos piquitos con la tijera y a  decorar. Como mi hija y el Ingeniero no es amante de la aceituna, el chile verde fue un buen substituto.
Pizza Sol

Fue un grato momento ver a la pequeña divertirse cocinando, y picando los ingredientes que más le atraen, por un momento olvidamos el mal rato de su enfermedad  y disfrutamos un rico almuerzo de domingo.

Hasta la próxima


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...