viernes, 11 de enero de 2013

26. Los Jabones de Vero

La conocí en la igle, y me llamó la atención su FB, ya que siendo contadora presentaba unas fotos bien elaboradas de jabones miniatura, luego vi su pagina empresarial, muy bien asesorada, planificada, que no le envidia nada a otras, sino que compite.
Con el paso del tiempo vi una promoción adecuada para mí, que estaba a pocas semanas de la piñata de GabyAbi y desde entonces mantenemos un contacto virtual muy frecuente, además tenemos pendiente una taza de café real.

Les presento a Vero, una amiga emprendedora de mi país, que hace las cosas con mucho mimo, como decenas de artesanas virtuales que suelo frecuentar, pero saben que es lo que más me gusta de ella, que no le teme a la competencia, se siente orgullosa de lo que hace y cree en sus sueños.

Y sin más que añadir... (redoble de tambores) 

Vero, al igual que muchos de nosotros, andaba en búsqueda de algo que le permitiera independizarse y ser empresaria, fue hasta que en una fiesta infantil su hijo recibió un jabón y le llamó la atención, así que animada por su esposo, se inscribió a un curso y le encantó.
Inició como hobbie, pero no se imaginaron que era la llave para la independencia.
Con el tiempo, su esposo también se animó, y claro en la búsqueda de la perfección se dieron cuenta que los jabones artesanales no son iguales, aunque se maneje la misma técnica, los mismos ingredientes, pero en lo hecho a mano, cada quien tiene su estilo y sazón. Pones a dos personas a hacer el mismo jabón, les saldrá con matices diferentes. Supongo que es como hacer limonada, la mía y la de mi mami nada que ver, pero no por eso dejan de ser deliciosas.
Los naturales, pueden llevar ingredientes como cáscara de naranja, avena, semillas de uva, fresa,
 miel, azúcar, aceites de semilla prensados en frío que son emolientes para la piel.

Ahora Vero y su familia no solo han experimentado con la técnica jabonera, sino con el diseño innovador, o por lo menos para mi, ¿habías visto un jabón en forma de pastel? Yo nunca, y claro, si su esposo es chef, la imaginación vuela más y allí el asunto del jabón se vuelve empresa familiar.
Una deliciosa opción para los recuerditos, Algo lindo y útil.

Vero describe sus jabones como  piezas únicas elaboradas artesanalmente, que producen ese clic necesario entre los niños y la hora del baño haciendo de ese momento una diversión sin límites; además cambia la manera en como usualmente los adultos ven el momento del baño como rutina, ahora lo verán como un pretexto para bañarse y lavarse las manos frecuentemente solamente para volver a experimentar esa sensación burbujeante y exclusiva, que permite no sólo diversión, sino también cuidado profundo de la piel.
Paleta de jabón,
¿Si o no que la mente de un chef también está detrás de todo esto?
Y como siempre he dicho, al salvadoreño le pican las manos por crear y comercializar, y por muchas vueltas que de, termina haciendo algo con sus manos. Somos artesanos, somos comerciantes y así levantaremos a nuestro país.

Éxitos Verito.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...