jueves, 14 de junio de 2012

8. Proyecto doce de 500

No sé de quienes son pero realmente inspiran dulzura.
Es una labor divertida de hacer, y como es costumbre después de una labor ardua como las de Margaret Sherry busco algo no tan complicado, aunque debo decirles, esta labor no fue tan cortita ya que son tres y no un pollito.
La labor aun no tiene dueño, pero pienso que es una bonita opción para obsequiarla a un recien nacido o tal vez para un primer cumpleaños.
Mi brazo me pide descanso, así que después de jugar con estos pichones, descansaré un par de días y continuaré con algunas labores retrasadas.
Feliz fin de semana y a besar a los pollitos de la casa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...